01
oct

Resumen y audio del panel en el que participó César como Presidente de la Asociación de Casas de Valores del Ecuador, ASOCAVAL; conjuntamente con la Dra. Mónica Villagómez, Presidente de la Bolsa de Valores de Quito; y, Dr. Ramiro Aguilar, Asambleista; 

Resumen Entrevista:

Mónica Villagómez explica que la Bolsa de Valores es una entidad de servicios en la cual se encuentra la oferta de aquellas personas que tienen un excedente de recursos y se encuentran con compañías que lo que necesitan es capital para poder funcionar dentro de la actividad que se desempeñe. Es importante también hablar de un mercado de valores en el que además de encontrarse la oferta y la demanda existe una serie de condiciones que son favorables a las empresas para que puedan encontrar su capital de trabajo, que puedan endeudarse de una manera transparente, a través de procesos de oferta pública en los cuales invitan a quienes tienen excedentes de recursos a que compren su deuda en condiciones más satisfactorias. Las Bolsas de Valores en el Ecuador tienen más de 40 años de existencia, pero realmente funcionan como tales a partir del año 1993, fecha en la que se expide la primera ley de Mercado de Valores y se ponen las reglas claras. Desde ese entonces se ha demostrado que si bien las Bolsas de Valores son pequeñas, son íconos de la economía, comenta que al momento cuentan en el mercado bursátil con más de 250 empresas de las cuales 105 son Pymes y no son solo empresas grandes o bancos como se cree, ese tipo de mitos son los que hay que romper, puntualiza. César Morales expone que es importante aclarar que la función de las Casas de Valores es una y la de las Bolsas de Valores es otra muy distinta. Señala que son 39 Casas a nivel nacional y en ese sentido dan servicio directamente a las personas naturales así como a empresas tanto para invertir como para recaudar recursos. Hoy la Asamblea da a las Casas de Valores esa formalidad en instituciones que son exclusivamente para esto, para dar asesoría e informar a cada uno de los inversionistas que pueden hacer y cuales son los plazos indicados a los que pueden acceder. Es interesante ver las seguridades que tienen las compañías que entran al mercado de valores son muy fuertes, debido a que estas deben contar con la calificación de riesgos, técnicos, específicos, jurídicos y financieros de las Casas de Valores, existe autorización de la Superintendencia de Compañías, pasan por el Registro de las Bolsas de Valores, es decir la institucionalidad de entrar al mercado de valores realmente es una fortaleza importante. En cuanto al Consejo Nacional de Valores, comenta que algunos analistas han mencionado que esta eliminación de la participación del sector privado genera algún tipo de inconvenientes, sin embargo en el 2008 en la Constitución de Montecristi se aprobó que los regulados no serán parte de los órganos de regulación y esto ya ha sucedido en otros estamentos con lo cual estén o no de acuerdo ya funciona así y esas son las reglas a las cuales deben ceñirse. Ramiro Aguilar manifiesta que andamiaje normativo sobre el cual estaba asentado el sistema y el mercado de valores era extremadamente arcaico, la historia de este proyecto es que el Ministerio de Política Económica levanta un equipo de consultores que empiezan a trabajar con todos los sectores políticos en los últimos tres años intercambiando ideas y generando un proceso integral de reforma a la ley que han llamado Ley de Fortalecimiento del Sistema Bursátil, en ese sentido la Comisión en la que se encuentra el proyecto de ley escucha y debate sobre diferentes puntos sin ningún tipo de interés o tinte político. Agrega que el Gobierno está planteando la posibilidad de que se paguen incentivos a las personas que se retiran mediante Bonos del Estado y esos bonos deben ser negociados en las bolsas de Valores a través de las Casas de Valores, de tal manera que la gente debe estar alerta de cómo se va a ir formando este tema, porque es allí donde terminarán negociando ciertos papeles que son de su propiedad y que debe hacer en condiciones de transparencia, seriedad y de solvencia. Sostiene que todo iba bien hasta que en el debate apareció la figura del Ministerio de la Política Económica indicando que faltaba añadir la unificación de las Bolsas de Valores de Quito y Guayaquil, lo que considera inadmisible porque se puede quebrar la transparencia del sistema y esto es llevado por ciertos rencores personales, acotó. Villagómez comenta que frente a la posibilidad de crear una Bolsa de Valores pública, la BVQ hizo unas observaciones técnicas y no tenían una oposición al tema, sin embargo al convertirse en una amenaza ligada a que se fusionaran en 90 días de plazo, manifestó que no se tomaron en cuenta las negaciones, ni una cultura organizativa de los gobiernos corporativos, por tanto le preocupa que terceros quieran llevarlos a una fusión obligada. Francisco Rocha que otro punto que preocupa es el tema de los flujos futuros y hace la comparación con la venta anticipada de petróleo. Morales indica que como Asociación de Casas de Valores han participado en el proceso de educación financiera a los nuevos inversionistas que son aquellos servidores públicos que se están retirando anticipadamente y que están recibiendo conforme lo menciona la normativa un estímulo para acceder a este proceso. Tal es así que en los datos que ha mencionado el Ministerio, serán unos 10 000 maestros aproximadamente los beneficiados de este bono, es decir serían 10 000 nuevos inversionistas, en esa línea están informando y siguen desarrollando este mercado.

Descargar Digital